Agradecidos por la fecundidad eclesial del padre Jaime Bonet

agradecidos por la fecundidad eclesial del padre jaime bonet

La Archidiócesis de Granada da gracias a Dios por la persona del padre Jaime Bonet, fundador de la Fraternidad Misionera Verbum Dei fallecido el pasado 25 de junio, y la familia misionera nacida de su celo evangelizador e incansable predicación de la Palabra, en la Santa Misa por su eterno descanso presidida por nuestro Arzobispo.

La comunidad de la Fraternidad Misionera Verbum Dei de Granada oró por su fundador, el padre Jaime Bonet, junto con nuestro arzobispo y cuantas personas y comunidades de otras realidades eclesiales quisieron unirse también en la Eucaristía por su eterno descanso.

Y es que la iglesia parroquial del Sagrario de Granada acogió en el día de Santo Tomás Apóstol, el lunes 3 de julio, la Santa Misa por el eterno descanso del padre Jaime Bonet, presidida por nuestro arzobispo Mons. Javier Martínez y concelebrada por una docena de sacerdotes, entre ellos el Vicario D. Manuel Reyes y el rector y vicerrector del Seminario diocesano “San Cecilio”, D. Enrique Rico y D. Ildefonso Fernández-Fígares, respectivamente.

En la Santa Misa, nuestro arzobispo junto con los sacerdotes concelebrantes y fieles congregados oraron por el alma del padre Jaime Bonet y por su obra, al mismo tiempo que daban gracias a Dios “por lo que él significa y por su paternidad, y por lo que él ha generado”.

AGRADECIMIENTO
En su homilía, Mons. Martínez dio gracias a Dios por la persona, obra y fecundidad del carisma nacido del padre Bonet, incansable evangelizador y predicador de la Palabra. “Yo se las doy de todo corazón por lo que el encuentro con la Fraternidad ha supuesto como regalo, como don y como gracia en mi vida”, afirmó nuestro arzobispo. “Yo creo que apenas había sido yo nombrado obispo auxiliar de Madrid cuando fui a celebrar a Alcalá de Henares y con ese motivo pude conocer a la Fraternidad en Loeches, hace 32 años; y aunque creo que nunca me he cruzado con Jaime, he tenido tanto en Madrid, como en Córdoba, como en Granada, abundante oportunidad de ver la fecundidad de su predicación y de su ministerio”, explicó Mons. Javier Martínez.

Asimismo, nuestro arzobispo daba gracias a Dios por la proliferación de realidades eclesiales y nuevas formas de vida consagrada, surgidas especialmente tras el Concilio Vaticano II, y hoy muy reconocidas en el seno de la Iglesia. De estas nuevas realidades eclesiales y nuevas formas de vida consagrada Mons. Martínez subrayó la vitalidad –el “celo evangelizador”- que hoy tienen en la Iglesia por comunicar a Cristo a todo el mundo. En este sentido, Mons. Martínez apuntó que hoy de lo que se trata es de que “la Iglesia entera pueda aprender por qué esas nuevas realidades tienen vitalidad”.

Mons. Javier Martínez habló de la unidad que es el cuerpo de Cristo, la Iglesia, aludiendo al símil con el cuerpo humano, de forma que no todos los miembros son iguales pero forman una unidad necesaria unos para otros. “Los ojos no se parecen a las cejas, y las cejas no se parecen a las uñas, pero ojos, cejas y uñas trabajan al unísono; y si cae una mota de polvo en el ojo, la primera defensa es inmediatamente bajar la pestaña, y si eso no basta, el dedo acude en ayuda del ojo”. “Tenemos que aprender el sentido de la comunidad, el sentido de la comunión de bienes, el sentido de la unidad”, indicó. “Todos estamos al servicio de la gloria divina, de la belleza de Dios hecha presente en medio del mundo. Y el milagro que conmueve a los hombres es siempre la unidad”, explicó.

VERBUM DEI
La Fraternidad Misionera Verbum Dei está presente desde 1963 cuando se fundó en cien diócesis de todo el mundo, entre ellas nuestra Diócesis de Granada, con misioneros y misioneras consagrados, y también matrimonios misioneros, así como laicos dedicados “al anuncio de la Palabra y a la oración, que te lleva a predicar”, explicó la hermana Teresa Rodríguez, de la Fraternidad Misionera Verbum Dei de Granada, al inicio de la Santa Misa.

La Fraternidad y familia Misionera del Verbum Dei dio gracias a Dios por la vida de su fundador y a la Iglesia de Granada por la celebración de la Eucaristía, así como a los fieles congregados. “Él quiso que le llamasen Jaime, porque quiso darnos a entender que el único don es Dios, y esto ha quedado en nosotros como un legado. Para nosotros, Jaime fue un profundo y gran evangelizador”, explicó la hermana Teresa.

Nacido en Alquería Blanca (Mallorca), Jaime Bonet experimentó su vocación a muy temprana edad, a los 14 años. El padre Bonet fue sacerdote de la Diócesis de Mallorca y párroco, recibiendo la Ordenación Sacerdotal en Barcelona, el 31 de mayo de 1952. En 1960 el obispo Jesús Enciso Viana, lo destinó al Consejo Diocesano de Acción Católica con el particular cometido de impulsar el espíritu evangélico y apostólico. Desde el momento de la fundación del Verbum Dei, en 1963, Jaime fue dispensado por el obispo del trabajo parroquial, dedicándose a tiempo completo a la predicación de convivencias y ejercicios espirituales, además del seguimiento y orientación del naciente Instituto Verbum Dei. Hoy, la familia misionera Verbum Dei está presente en los cinco continentes llevando la Palabra de Dios para que todo el mundo conozca y ame al Señor.

Paqui Pallarés

 

Testigos del poder de su Palabra

testigos del poder de su palabra 1

Una vez más el Señor nos ha convocado para hacernos “TESTIGOS DEL PODER DE SU PALABRA”, es el lema y la experiencia que hemos vivido este pasado fin de semana, 7-8 y 9 de octubre.

La Familia Misionera Verbum Dei de Granada y algunos miembros de la Familia de Sevilla, nos hemos reunido en la Casa de Espiritualidad Diocesana en una localidad cercana a la capital que se llama La Zubia (Granada), para iniciar el curso con un retiro de oración. En la misma casa hemos podido compartir con el grupo de matrimonios misioneros de la Fraternidad que se preparan para sus vínculos perpetuos y que se han reunido para su formación permanente en Granada.

En esta ocasión además de Verónica Mesa (matrimonio misionero en Sevilla) han acompañado el retiro Ramiro Gallo y María del Carmen Romero, reforzando con su presencia y valiosa aportación una nueva experiencia eclesial y de pueblo de Dios, haciendo posible el sueño que todos tenemos en la plasmación del carisma Verbum Dei, en esta región de España de Andalucía.

Iniciamos nuestro retiro con un momento de oración haciéndonos conscientes del deseo de Dios que llega a nuestra vida a ofrecernos el agua viva de su Palabra, fuente que nunca se agota y con capacidad de llenar nuestros cantaros a veces tan vacios en el ajetreo de nuestra vida, que nos deja sedientos y con urgencia de esos diálogos serenos, prolongados y con poder de transformar nuestro interior y nuestra vida haciéndonos testigos del poder de su Palabra.

Las pautas de oración fueron llevando nuestra meditación y oración en varios puntos centrales de nuestro carisma misionero:

Merche García Lobato en las primeras pautas del sábado nos orientó a centrar la oración en la Palabra como la fuente desde donde hemos sido engendrados a la Vida y Amor de Dios, en el seno de una comunidad cuyo distintivo es el mismo amor de Cristo.

testigos del poder de su palabra 2

En las segundas pautas, Ramiro nos lanzo a ver esa comunidad es una fraternidad y familia que a su vez vive y propaga este amor siendo Fermentos de un mundo nuevo.
    
Como es habitual en nuestras jornadas misioneras nos unimos con María en el Rosario. Verónica nos invito a estar con nuestra Madre y como Ella, en una actitud de escucha como discípula de la Palabra y apóstol para comprender, aceptar, asimilar, vivir, practicar e irradiar la fuerza vitalizadora de la Palabra de Dios como comunidad y como misión propia de todo el Verbum Dei.

En la tarde contando con un ambiente de silencio y acogida de la Palabra de Dios en la oración, Teresa Rodríguez situó la misión como expresión del enamoramiento y  seguimiento de Cristo, siendo el Espíritu Santo quien actúa desde nuestra pobreza. Y al final de la jornada en la Eucaristía y desde la misma experiencia de eclesialidad propia del Verbum Dei, Esteban (matrimonio misionero que vive en Padul - Granada), predicó sobre cómo vivir nuestro ser discípulos – misioneros en medio de una realidad, cada vez más secularizada pero al mismo tiempo sedienta de la Palabra de Dios.

El domingo fue igualmente un mañana de mucha gracia. Merche nos invito a acercarnos al Señor acogiendo la llamada a ser fecundos en la misión por medio de la Palabra Viva. Luego en los grupos hemos concretando y renovamos el compromiso de cada uno a vivir desde el dinamismo de la Palabra el anuncio de la Palabra a esa multitud creciente de hermanos nuestros que ignoran por completo la fuerza transformadora la Palabra de Dios. Dios ha querido enviarnos como surtidores del agua viva, transmisores de un manantial de Vida: la Palabra que contiene la Vida y que no podemos retener si queremos llegar a saciar el grito estridente de Jesús en nuestro mundo: “tengo Sed”.

En la Eucaristía final presidió Ramiro y concelebró D. Manuel Vílchez, nuestro sacerdote ermitaño de la Familia Verbum Dei de Granada. En un ambiente de eclesialidad con nuestros matrimonios misioneros y sus hijos, los miembros de la Familia Misionera presentes, profesamos la fe con la firme confianza del amor ilimitado de Dios al hombre, quien dirige su Palabra  viva y eficaz (Hebreos 4,12), capaz de curar y sanar transformar todas sus heridas porque “ha querido salvar a los hombres mediante la predicación de su Palabra” (cf. 1Corintios 1,21).

 

Retiro VD de Granada 6 de diciembre

La FaMVD de Granada celebramos este retiro con el lema: ”TESTIGOS DEL AMOR MISERICORDIOSO: PROFETAS PARA NUESTRO MUNDO”. Fue un día intenso de oración y predicación, profundizando en la misericordia en nuestras vidas. Afrontamos el inicio del año de la misericordia para ir haciendo camino en la propuesta que el papa nos hace y que nuestro señor nos enseñó.

 

Consejo Apostólico - Granada

El día 8 de noviembre se reunió el consejo apostólico de la FMVD de Granada en el pueblo de Padul, iniciando su camino para coordinar y proyectar el recorrido del año 2015 -16.  Los miembros de la familia asumieron distintas responsabilidades; rogamos la oración de todos para que sea fecunda en Dios.

Un abrazo grande
Eduardo

 

Cena solidaria - VD Granada

El sábado día 4 de Julio celebramos una cena solidaria en el local del Verbum Dei de Granada. La cena estaba orientada para apoyar los proyectos que un grupo de jóvenes de varias partes de España del Verbum Dei, quieren llevar a cabo este verano en Filipinas, apoyando los trabajos que allí se realizan por la Comunidad Verbum Dei. Patricia una de las chicas que parten nos presentó un power y nos habló de la situación en aquellas tierras y las tareas que van a desempeñar allí. Además del apoyo económico para esos proyectos pedimos la oración constante para todos estos jóvenes que con mucha ilusión parten al encuentro de nuestros hermanos en Filipinas.

Eduardo Martín