20 Años de encuentros con Dios en la Casa de Espiritualidad de Loeches

20 anos de encuentros con dios en la casa de espiritualidad de loeches 1

20 anos de encuentros con dios en la casa de espiritualidad de loeches 2

El pasado 30 de octubre, la Casa de espiritualidad Verbum Dei Loeches conmemoró su vigésimo aniversario de inauguración. Durante estos veinte años, se ha hecho vida lo que dice el cartel de la entrada: “Casa de oración para todos Pueblos” (Is. 56,7), pues ha acogido grupos de distintas diócesis y lugares, personas de “toda raza, lengua pueblo y nación” (Apoc. 5,9). Dios se ha dado a conocer a multitud de personas y muchas de ellas le han escuchado y seguido.

20 anos de encuentros con dios en la casa de espiritualidad de loeches 3

20 anos de encuentros con dios en la casa de espiritualidad de loeches 4

Así como han sido muchas las personas que se han encontrado con Dios en la Casa de espiritualidad, también han sido varias las que se han entregado sirviendo en esta Casa para hacer posible que sea una “Casa de oración”. En este vigésimo aniversario queremos recordar y agradecer de una forma especial a nuestro querido Vicente Román, que en este año partió a la Casa del Padre. Él, desde los inicios, sirvió incansable y generosamente, ha sido y es piedra viva de esta Casa.

20 anos de encuentros con dios en la casa de espiritualidad de loeches 5

Pedimos a nuestra Madre del cielo que siga acompañando al Verbum Dei para que nuestra Casa de espiritualidad siga siendo un lugar de encuentro con Dios para todos.

 

30 Aniversario de la inauguración del Centro de Loeches y de Ordenación sacerdotal

30 aniversario de la inauguracion del centro de loeches y de ordenacion sacerdotal 1

El pasado 22 de julio hemos celebrado, con mucha alegría y gratitud, el 30 aniversario de la inauguración del Centro Internacional de Evangelización Verbum Dei en Loeches, y de la ordenación sacerdotal de 16 misioneros Verbum Dei en 1990.

En esta celebración nos hemos dado cita los miembros de este Centro y algunos invitados. La eucaristía ha sido concelebrada por Henrique Couthino, Ramiro Gallo y Carlos Mario Toro, los tres ordenados en aquel día, y ha estado llena de memoria agradecida y misericordia, ya que, como recalcó Henrique, 30 años es mucha misericordia.

30 aniversario de la inauguracion del centro de loeches y de ordenacion sacerdotal 2

En una capilla llena de recuerdos y con la presencia viva de tantas personas que han pasado por nuestro Centro, hemos podido celebrar la fidelidad de Dios y la entrega de muchos hermanos y hermanas en estos 30 años: misioneros, misioneras y matrimonios misioneros, colaboradores y miembros de la Familia que han hecho posible este sueño de Dios.

30 aniversario de la inauguracion del centro de loeches y de ordenacion sacerdotal 3

Al terminar hemos visto un recuento en imágenes de todo este tiempo. Nuestros hermanos sacerdotes han recibido la sorpresa de un texto de Jaime Bonet escrito en aquel día con motivo de su ordenación. Extraemos una bellísima frase de Jaime:

“Madre querida, une a tu Magníficat nuestras vidas tímidas y tan inseguras para que sigan el tono de tu canto” (Jaime Bonet, 22 de Julio 1990, Loeches España)

Podéis ver el vídeo de la celebración aquí:

 

 

"EL PROFETA", charla de Isabel Fornari sobre Jaime Bonet

el profeta charla de isabel fornari sobre jaime bonet

Isabel Fornari, misionera Verbum Dei, nos comparte en esta charla, “El profeta”, algunos rasgos de la vida de Jaime Bonet en paralelo al discípulo amado.

Con esta charla se introduce y da comienzo el novenario “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva”, en preparación a la fiesta de Pentecostés.

 

 

 

Jesucristo ha vencido

jesucristo ha vencido

Hola, soy Dan, misionero australiano, estudiante de Teología en Loeches, España.

Mi experiencia de Pascua es que, desde el tiempo de Cuaresma, con toda la situación del coronavirus, la cuarentena, la recesión económica, etc., ha sido duro, pero he visto en todo ello una oportunidad para pararme y mirar aquello que es lo más esencial en la vida. También ha significado un innovar en los métodos de apostolado, usando las redes sociales (y no solo para compartir memes y fotos divertidas, jaja…).

La situación del mundo, y especialmente aquí en España, me afectó mucho, con tantos enfermos y muertos, incluso algunos dentro de la misma Familia Misionera Verbum Dei; un tiempo donde mucha gente está viviendo la ansiedad y el miedo frente a toda la situación actual. Por eso, el mensaje de nueva vida y una nueva esperanza que viene con la Resurrección del Señor en la Pascua me ayuda mucho. Tenemos un Dios que tiene todo en sus manos y, aunque a veces la muerte, el mal y el pecado nos amenazan, el amor derramado en la Pasión, Muerte y Resurrección deja claro que Jesucristo ha vencido. Y como comunidad misionera, tenemos el privilegio y la responsabilidad de proclamar esto a todo el mundo. Si esto no es razón para celebrar (aunque la batalla contra la pandemia siga), nunca tendremos mejor oportunidad para hacerlo. ¡Jesús vive y viviremos con Él!

 

En esta Pascua he percibido a Jesús sosteniéndome

en esta pascua he percibido a jesus sosteniendome

¿Qué tal? mi nombre es Barania, soy misionera peruana y estoy estudiando Filosofía en Loeches (Madrid).

En esta Pascua he percibido a Jesús a mi servicio y sosteniéndome (estoy ahora un poco delicada de salud, pero no es por el Covid-19). Le he podido contemplar en la Cruz, lastimado, herido y sufriente. Esto me ayudó a traer a mi mente y corazón mi propio dolor y el de mis hermanos por la situación actual de pandemia que estamos viviendo en el mundo. ¿Cuál fue mi sorpresa? ¡Que descubrí en Jesús al Amigo de los que sufren! Él también pasó por el sufrimiento y la muerte, pero la muerte no tuvo poder sobre Él. Me ha ayudado hacerme consciente de estas palabras en cada Eucaristía: «Tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria, Señor». Nosotros no controlamos nada… todo es incierto, pero Él sabe, estamos en sus manos, y el que murió VIVE para siempre. En este tiempo Pascual os invito a hacer experiencia de esta Esperanza aun inexplicable para mí, ver los signos de su Resurrección, en medio del dolor. Jesús por su pasión y muerte nos ha dado VIDA, que nosotros la descubramos para ser sus testigos.