Compartimos un mismo camino, una misma misión

compartimos un mismo camino una misma mision 1

El pasado día 18 de junio, como cada domingo, celebramos en Loeches la Eucaristía. Era la festividad del Corpus Christi, y nos unimos a toda la Iglesia en esta celebración. Mari Carmen Romero acudió, en representación de la FaMVD, para acoger de Maribel Cuenca y Virginia Cabello sus primeros compromisos como laicas misioneras Verbum Dei. Ellas nos cuentan, a continuación, lo que significa este paso:

Maribel:

"Después de varios meses de preparación, de espera, de montaña rusa de sentimientos, ha llegado el día en que Virginia y yo hemos hecho los compromisos como laicas misioneras Verbum Dei. Sólo se nos pedía la voluntad de querer identificarnos con Cristo a través del carisma VD. ¿Sólo? ¡Vaya tela! Menos mal que la Comunidad nos ha acompañado y acogido en la celebración. Me gusta la cita de Isaías 40, 31: 'Te llevaré sobre alas de águila' porque de eso se trata, tú das un paso de confianza y de agradecimiento al Señor y te sientes elevada por Dios. No tengo seguridad en mí, ni respuesta a todas mis dudas, pero tengo una comunidad de testigos que van por delante de mí mostrándome el camino con alegría y confianza, y eso me anima cada mañana a buscar a Dios y a dejarme llevar en su palma con muchísima ilusión para ser testigo para otros."

compartimos un mismo camino una misma mision 2

Virgina:

"Para mí también fue un día muy bonito. Creo que siempre tendré un recuerdo muy especial. Acompañada de toda mi familia y junto con Maribel, realmente me sentí arropada por toda la Comunidad de Madrid con la que he compartido mi andadura tantos años, con tantos rostros conocidos de misioneras, misioneros, y personas no conocidas para mí, y en las que veía también la alegría al felicitarme, porque somos parte de una misma familia, compartimos un mismo camino, una misma misión y, sobre todo, una misma esperanza. Aunque ya me sentía formando parte de Verbum Dei desde hace tiempo, la acogida de ayer por Mari Carmen Romero en nombre de la Comunidad, en una Eucaristía en la que P. Zé Paulo nos mostró también la alegría y la acogida de todos sus componentes, y en la que el Señor derramó su gracia sobre nosotros, me hacen sentirme más cerca y más unida a esta Familia Misionera que el buen Dios me regaló hace mucho tiempo. Un abrazo fuerte."

compartimos un mismo camino una misma mision 3

 

Cerrando el curso en Madrid: un regalo de fe en comunidad

cerrando el curso en madrid un regalo de fe en comunidad 1

La FaMVD de Madrid cerraba el curso el pasado sábado 17 de junio

Con una jornada que es un “regalo de fe en comunidad”, el pasado sábado, 17 de junio, la FaMVD de Madrid se reunía para cerrar un curso intenso. Jornada celebrativa que consistió en una excursión por el puerto de Canencia, dándose cita las familias de los distintos grupos: escuelas de apóstoles, escuela de la palabra, catequesis familiar y nuevos hermanos de la Fraternidad recién aterrizados en Madrid.

cerrando el curso en madrid un regalo de fe en comunidad 2

Pepa ha compartido unas líneas que recogen la alegría del cierre del curso, que ha calificado como “un día muy bonito, una buena caminata en plena naturaleza, eso sí, casi todo en sombra que se agradeció muchísimo”. Tuvieron tiempo para conocer la historia de la zona, compartir la comida y, ¡cómo no!, “algún que otro baile, juego y muchas risas”.

El momento más importante del día, como culminación, fue la celebración de la Eucaristía. Nos lo cuenta Pepa: “recibimos juntos como familia al Señor, y vuelvo a descubrir que Él se pone en nuestras manos, sin medida ni cálculos, con una invitación personal a cada uno, pero también como familia, a entregarle la nuestra de la misma manera”.

“Dios nos sorprende una vez más”, concluye Pepa, afirmando y orando: “Gracias Señor por tu confianza y tu amor”.

cerrando el curso en madrid un regalo de fe en comunidad 3

Son muchas las comunidades que estos días también celebran los cierres de cursos, y ya están preparadas para el próximo curso, que iremos compartiendo con más testimonios de las comunidades, esperando los tuyos.

 

La Semana Santa con un espíritu de oración

la semana santa con un espiritu de oracion 1

En la Parroquia Madre del Buen Pastor hemos celebrado la Semana Santa con un espíritu de oración, misión y trabajo en equipo entre los misioneros y misioneras de la Fraternidad Misionera Verbum Dei y un grupo de laicos que forman parte de la Parroquia, para poner nuestro granito de arena en la evangelización y disponernos con el corazón abierto a recibir la gracia del Señor Resucitado.

la semana santa con un espiritu de oracion 2

El lema de la Semana Santa fue: «Pascua, camino de paz». A lo largo de toda la semana fuimos profundizando y reflexionando sobre la Pascua del Señor como ese camino para forjar la paz en el corazón, en las familias y en la sociedad, ante una realidad amenazada por la violencia y la guerra.

la semana santa con un espiritu de oracion 3

Ha sido una semana para visitar a las familias y compartir con ellas su realidad familiar. Semana de ofrecer charlas como preparación para el Triduo pascual, el cual se realizó en un ambiente de oración y recogimiento por parte de las personas que acudieron sin cesar a las celebraciones litúrgicas. La oración y velada con el Santísimo, el jueves santo, fue un momento de cercanía y encuentro con el Señor.  Finalmente, la Vigilia pascual se vivió en un ambiente festivo y celebrativo, terminando con un ágape fraterno.

la semana santa con un espiritu de oracion 4

Estamos agradecidos con Dios y con todas las personas que acudieron a la Parroquia en esta Semana Santa, sabiendo que el paso de Dios por nuestras vidas ha sido fecundo. Encomendamos este tiempo pascual a la Virgen, la Madre del Buen Pastor, para que nos ayude a perseverar y hacer fructificar el regalo de la resurrección del Señor, en nuestras familias y en la sociedad, siendo instrumentos de paz.

la semana santa con un espiritu de oracion 5

 

 

 

¡No se puede amar lo que no se conoce!

no se puede amar lo que no se conoce1

El grupo de voluntariado joven de la parroquia de "Nuestra Señora de las Américas" sigue en marcha... Hasta ahora hemos conocido diferentes realidades en nuestra ciudad para hacernos cercanos a aquellas personas con las que normalmente no entramos en contacto en nuestra sociedad. Hemos ido al Cottolengo del Padre Alegre y dado de comer a los residentes, hemos visitado una residencia de ancianos, conocido la situación de los inmigrantes en Madrid a través de Teresa una laica de Kenia que trabaja con ellos...También fuimos a un comedor social de "Mensajeros de la Paz" y nos convertimos en auténticos camareros de este familiar restaurante gratuito en el barrio de Villaverde en Madrid.

no se puede amar lo que no se conoce1

Estamos felices de ponernos en acción en este año de la misericordia y poder dar un ratito de nuestro tiempo para estar con los demás necesitados. Darnos cuenta de que nosotros también somos carentes y necesitados; necesitados de darnos, de amor, de salir de nuestras burbujas cómodas y pasar un rato con Dios en "el prójimo" y con el prójimo.

Este domingo 7 de febrero fuimos a una casa de acogida de reclusos en libertad condicional y ex reclusos que tiene EPyV, en Casarrubuelos, diócesis de Getafe.

no se puede amar lo que no se conoce1

¡La acogida fue estupenda! Nos enseñaron la casa, nos hablaron del sistema penitenciario en España, y luego los residentes de la casa nos contaron sus testimonios, y compartimos un rico aperitivo que nos tenían preparado. El ambiente fue muy familiar y a todos se nos ensanchó el corazón al comprobar que todos tenemos fallos en la vida pero lo importante es saber rectificar y volver a empezar gracias a la misericordia de Dios. ¡Estamos muy agradecidos!

 

¡Villancicos a lo grande!

El domingo 13 de diciembre el grupo de Voluntariado Joven de la “Parroquia Nuestra Señora de las Américas” fuimos a compartir la alegría de la Navidad a la residencia de Cáritas “Santa Lucía” donde vive MªJosé Herrero.

Cantamos villancicos, contamos algunos chistes y compartimos risas con los mayores de la residencia. Lo mejor fue que después del espectáculo también pudimos escuchar y hablar con los residentes que nos contaron un montón de experiencias de vida e historias interesantes.

¡Qué sabiduría la de compartir con nuestros mayores! Jesucristo está especialmente en ellos.

¡¡Feliz Navidad!!