Experiencia de oración de doce jóvenes

 

experiencia de oracion de doce jovenes

¿A quién buscas? Ha sido el lema de la experiencia de oración que vivieron 12 jóvenes en nuestro Centro Misionero Verbum Dei de Loeches del 12 al 15 de octubre. Bien se podría haber llamado, “encuentros” pues la experiencia trataba de que los jóvenes aprendieran a orar, a escuchar a Dios a través de su Palabra. Para ello todas las predicaciones se basaban en citas de “encuentros”, de Jesús, con los discípulos de Juan, con la Samaritana, con Zaqueo, con Mateo, los publicanos y pecadores, con María Magdalena, con Pedro a la orilla del lago… Porque cada uno de nosotros nos podemos identificar con cada uno de estos personajes. Porque cada persona anhela tener un encuentro con Jesús que transforme día a día su vida cotidiana y la llene de sentido.

experiencia de oracion de doce jovenes 2

 

Mejor que dos de ellos mismos os cuenten su experiencia.

 

Paula:
Este fin de semana, 12 jóvenes nos reunimos en Loeches para tener una experiencia de oración. Para mí, fue una experiencia nueva, ya que era la primera vez que lo hacía. Al principio estaba un poco nerviosa y asustada y, de hecho, el viernes, nuestro primer día de oración, acabé muy frustrada y agobiada porque no había conseguido entrar en oración ni dialogar con Jesús y pensaba que no podría hacerlo. Pero aun así, entendí que esto era un proceso largo y que no todo sale a la primera, ni siquiera a los misioneros, sino que requiere mucho tiempo y mucha práctica. Por ello, no me rendí y el sábado, nuestro segundo día, seguí adelante con muchas ganas. Tuve una experiencia muy diferente. Durante la primera parte de la mañana de silencio, entré perfectamente en diálogo con Jesús y pude escuchar lo que Él tenía que decirme, lo cual me alegró y me animó mucho. En la segunda parte de la mañana, Jesús me habló a través las personas, concretamente a través de Miguel, Clara y Gema, porque, aunque no estuve en el momento de oración, estuve con ellos contándoles un problema que tenía y, a través de ellos pude escuchar lo que Jesús me estaba diciendo. He aprendido que Jesús muchas veces nos habla por medio de la oración, pero muchas otras veces nos habla a través de personas y no nos damos cuenta.

Creo que muchas veces Jesús no está tanto donde le queremos encontrar, sino que está mucho más cerca y pasamos tanto tiempo buscándole donde creemos que está que al final le pasamos de largo, le perdemos. En esta experiencia de oración he aprendido a escuchar lo que Jesús tiene que decir en mi vida, pero sobre todo a estar mucho más atenta, a tener siempre bien abiertos los ojos, los oídos, y sobre todo, el corazón.
También he aprendido la importancia de la confianza que, al igual que en Lc 5,1-11, es lo que nos hace buscar y seguir a Jesús. Es importante que esa relación de confianza sea mutua, es decir, que yo confíe en Jesús y él confíe en mi porque de esta manera el camino será mucho más agradable y siempre sabré que tengo un amigo que me acompaña y con el que puedo contar en cualquier momento.

 experiencia de oracion de doce jovenes 3

Teresa:
Cuando los misioneros nos propusieron hacer una experiencia de oración en Loeches durante el puente del Pilar, mi primera respuesta fue no, como muchas veces me ocurre ante Dios, y es que en principio no podía ir, quería pero la universidad y estudiar parecía que iban a hacerlo imposible, sin embargo ver que alguien pone tanto empeño y facilidades para que vayas y lo experimentes te hace replantearte la respuesta inicial y es ahora que he vuelto cuando me he dado cuenta de lo mucho que lo necesitaba. Entrar en la oración todas las mañanas era difícil, pero las pautas de los misioneros ayudaban mucho y ha sido gracias a muchas de esas experiencias compartidas por ellos que he aprendido que escuchar al Señor es complicado para todos y que lo que Él nos muestra no es siempre tan fácilmente visible para nosotros o que a la hora de orar tienes que entregarle todo lo que tienes al Señor, incluso tus emociones negativas (tu cansancio, tu enfado…) y ponerlo en sus manos, dejando que Él te guie.

¿Qué ha sido lo que he recibido de esta experiencia? Pues un fin de semana en que he descubierto nuevas amistades, sobretodo una con Jesús, que demasiadas veces se me ha olvidado que está ahí y que me quiere tal cual soy. Me llevo una admiración enorme por el grupo de personas con que he compartido este fin de semana porque siendo todos tan diferentes tenemos en común el amor de Dios que nos hace querer dar siempre lo mejor de nosotros.

 

 

Peregrinación de 30 jóvenes a Santiago de Compostela

peregrinacion de 30 jovenes a santiago de compostela 01

Al inicio de agosto, un grupo de 30 jóvenes del Verbum Dei nos hemos puesto en camino hacia Santiago de Compostela con el lema “Paso a Paso”. Queríamos peregrinar por el Camino Portugués y por ello nos dirigimos hacia Portugal. Allí conocimos las ciudades de Fátima, Coimbra y Oporto. En esta última nos acogió la Familia Verbum Dei de Oporto en su casa de apostolado. Muchas gracias a ellos, de una forma especial a Félix, por la acogida tan generosa que han tenido con nuestro grupo. Después de unos días de paseo y preparación, nos pusimos en camino hacia Valença do Minho donde empezamos nuestra marcha. Cada día nos pusimos el objetivo de aprender algo nuevo, de acoger la vida tal y como viene, con sus más y su menos, y aprovechar cada día que nuestro Buen Dios nos regaló juntos. Aquí quedan algunos testimonios de los que estuvimos allí.

peregrinacion de 30 jovenes a santiago de compostela 04

peregrinacion de 30 jovenes a santiago de compostela 03

 

Isabel:
Yo he aprendido a que no siempre se va a dar preferencia a una persona u otra según sus conveniencias, sino que cuando se va en grupo la gente tiene que adaptase a todos y hacer esa acción como grupo. También he aprendido de todas las personas que en este viaje me han aportado conocimientos, valores e ideas.
Creo que he aprovechado al máximo el camino de Santiago, no sólo para conocerme un poco mejor sino también para hacerlo con todas esas personas con las cuales no había tenido oportunidad. Además he sabido aprovechar muchos momentos del viaje.
He sabido acoger, con más o menos dificultades, todos los imprevistos que han ido surgiendo al largo del viaje y me he ido adaptando a ellos hasta saber cómo solucionarlos.
Pero esto se me queda corto, ya que no solo he aprendido, he acogido y he aprovechado, también he admirado a muchas de las personas que han compartido este viaje conmigo, sus personalidades, sus talentos, todos los esfuerzos realizados.
Concluyo esta parrafada con una “a” que también me parece muy importante. La “a” de agradecer a todos de corazón por haber compartido el viaje conmigo y en especial a los misioneros, a Yolanda y al Padre Zé, por el viaje tan espectacular que habéis hecho posible que viviésemos. Un saludo a todos y nos vemos pronto familia.

peregrinacion de 30 jovenes a santiago de compostela 05

peregrinacion de 30 jovenes a santiago de compostela 02

 

María de la Cruz:
En este viaje, sobre todo, he aprendido. He aprendido a querer sin esperar nada a cambio, ya que uno es feliz queriendo y que el rencor solo perjudica a uno mismo; también he aprendido que en los peores momentos es cuando te das cuenta de que no estás sola en la vida y que no tienes por qué tener miedo a los cambios, y que tanto de los buenos como de los malos momentos se aprende algo nuevo. He aprendido que las penas se hacen más llevaderas si las compartes y que las alegrías son más bonitas en compañía de gente a la que quieres.
He aprovechado cada conversación al máximo, ya que de todos podemos aprender; también he aprovechado mucho haber podido visitar ciudades tan bonitas y haber podido caminar por paisajes tan preciosos y tranquilos. He aprovechado la oportunidad de haber compartido este viaje con amigos a los que no siempre tengo cerca.
He acogido cada día con sus más y sus menos; cada día es único y nunca sabes lo que te espera. Siempre aguardas o te imaginas una cosa y la vida le da la vuelta y acaba siendo un día distinto, en el que ha habido cosas buenas y malas. Pero de eso se trata la vida, de acoger el día con fuerza y con ilusión puesto que las personas somos momentos e historias que vivimos, no hay que cerrar la mente a los imprevistos ni a las cosas desconocidas; y también de acoger a personas nuevas ya que puedes tener muchas cosas en común con ellas y pueden ayudarte más de lo que pensabas.
Agradecer a los misioneros, de corazón, todo el esfuerzo que habéis hecho para que esto haya sido posible y la paciencia que habéis tenido con todos nosotros durante estas dos semanas.
Para terminar, decir a los misioneros, que siempre decís que aprendéis de nosotros, pero de vosotros también se aprende muchísimo y admiro de verdad la entrega y humildad que tenéis todos los días hacia los demás. Y al resto, muchísimas gracias por esta experiencia.

peregrinacion de 30 jovenes a santiago de compostela 06

 

Yolanda:
Me habéis enseñado mucho. Más de lo que pudiera imaginar: a soñar, a compartir, a estar al lado del que más lo necesita; he aprendido de vuestra risa, locura, espontaneidad, ingenuidad, tenacidad, fortaleza, de vuestra amistad que se mantiene en la distancia, sois muy GRANDES a pesar de vuestra corta edad. He aprendido…
A contemplar con atención las señales del Camino, a APROVECHAR cada instante: olores, sabores, paisajes… y hacerlos en silencio compartido; a saber entender que no hay días ordinarios, sino que cada día es una aventura nueva y que las cosas pueden cambiar en tan sólo un instante. Por eso hay que exprimirlas al máximo.
A ACOGER a cada uno de vosotros. Sois un maravilloso libro, cada cual más diferente, pero que por ello merece la pena ser leído, acompañado, vivido con sus luces y sombras... Acoger tal cual somos en esencia sin más, tal como el Padre de la Vida hace con nosotros para que la transformación en nuestro mejor yo sea posible.
Y a AGRADECER, como no, a esa maravillosa Familia Misionera Verbum Dei, el cruzarme con ella hace doce años y en este viaje especialmente a Rayito, Johanna, Luisma y al Padre Zé Paulo. Por su Sí incondicional y por darme la oportunidad de compartir con vosotros esta maravillosa aventura. Y por supuesto, a vosotros. Más de uno me habéis expresado vuestro agradecimiento por los momentos "quitampollas" y tantos otros compartidos, pero de verdad os digo que soy yo la que os da las GRACIAS por vuestra acogida desde el minuto uno, vuestra sonrisa o vuestra palabra de aliento a veces tan necesaria, vuestras conversaciones, bailes y juegos que se quedarán grabados en mi corazón.
Os deseo lo mejor en vuestros nuevos proyectos, ilusiones y sueños. Como la canción lema. vayamos PASO a PASO y atreviéndonos a SER LIBRES y, sobre todo, con la sensación de saber que siempre habrá alguien en el Camino que te ayudará de nuevo a levantarte si lo necesitas. Os quiero y espero que nos crucemos nuevamente en otra maravillosa aventura de la vida...

peregrinacion de 30 jovenes a santiago de compostela 07

 

Laura:
En estas semanas he aprendido muchísimo de cada uno de vosotros. Me habéis dado lecciones que poco a poco me están construyendo como mejor persona, con mayor criterio y menos prejuicios. También he aprendido que todos los problemas se solucionan muchísimo mejor si lo hacemos en grupo y que siempre podemos contar con cada uno de quienes lo formamos. Y, sobre todo, he aprendido del Camino y todo lo que nos ofrece, ya que es como la vida misma, con sus pros y contras, con sus dificultades y facilidades, con la sensación y certeza de que cuando lo necesites vas a tener ayuda siempre que la pidas.
He aprovechado con vosotros todo este tiempo que me ha dado la oportunidad de conocer a personas tan diferentes y geniales, con el mismo objetivo de llegar a Santiago y con las que he podido disfrutar este viaje, y aprender, como he dicho antes, un millón de cosas.
He acogido toda esta experiencia con muchas ganas y me ha dejado recuerdos inolvidables y momentos únicos. Y, sobre todo, me he sentido muy acogida por toda esta gran familia que es el Verbum Dei, que ha hecho posible esta vivencia.

peregrinacion de 30 jovenes a santiago de compostela 08

 

David:
Yo he aprendido que el objetivo principal no es llegar a Santiago. En mi caso partí con el objetivo de darle el abrazo al Apóstol y evolucioné a disfrutar del Camino, a aprender de las lecciones que diariamente me iban sucediendo, a conocer a esa gente a quienes conocía poco o nada y saber que no sólo consigues el cariño de los conocidos, sino que también te lo dan todas esas personas que te ayudan en el camino. Aprendí a aprovechar en cada punto del Camino todo lo que hay para disfrutar, a admirar la naturaleza que nos rodea y que en muchas ocasiones transitamos con la mente ocupada en otras cosas. Y aprendí a acoger la felicidad que te da el ir con amigos y pasártelo genial. Este viaje me ha encantado. Gracias a todos por estar.

peregrinacion de 30 jovenes a santiago de compostela 09

peregrinacion de 30 jovenes a santiago de compostela 10

 

Fundamento:
Yo he aprendido que todo el mundo, por muy diferente que sea a ti, siempre tiene algo que te pueda aportar y llenarte interiormente. Así, pues, he aprendido a no cerrar las puertas a nadie ni a juzgar con antelación y dejarme sorprender por los demás.
También a aprovechar cada momento y no centrarme siempre en los pequeños problemas, ni en ser tan negativa sino mirar siempre el lado positivo de cada cosa y buscar una buena solución a todo.
Por último que, si uno acoge y se da a los demás, luego se siente recompensando sintiéndose querido por otros. Y esto lo he apreciado con todos vosotros. Así que muchas gracias por estos días, me llevo un buen recuerdo vuestro y espero que se repita pronto.

peregrinacion de 30 jovenes a santiago de compostela 11

 

Dani (sus frases más significativas; escuchadas durante el Camino):
“El camino habla mucho de lo que nos pasa en nuestra vida” (Johanna).
“Hay momentos en la vida que te parecen fáciles, y se complican sin saber por qué” (Yoli).
“Nada es casualidad, todo ocurre por algo” (P. Zé Paulo).
“Como tú no aproveches el regalo de tu vida, nadie lo va a hacer por ti” (Luisma).

 

 

Testimonio JMJ: Feliz el que vive y anuncia la misericordia

Antes de viajar hacia el encuentro, decidí cargar mi maleta de ilusión en vez de expectativas. Decidí dejar un espacio para todo lo que trajera de allí, y decidí aventurarme a vivir la misericordia de Dios.

testimonio jmj feliz el que vive y anuncia la misericordia 1

A las pocas horas de situarme en el colegio donde estábamos alojados, ya sentía que aquel encuentro iba a ser algo muy especial: todos nos saludábamos al cruzarnos por los pasillos, entablábamos conversaciones con gente de países tan alejados al nuestro en cuestiones culturales como lo están en distancia, la alegría fluía, la música, también. Las canciones dirigidas a Dios, entonadas por cientos de personas, me ponían la piel de gallina, ¡aquello era tan grande! Lo sentí como un hilo de comunicación directo con Él.

testimonio jmj feliz el que vive y anuncia la misericordia 1

Una noche, pude ver en los ojos de un joven taiwanés a Dios. El joven miraba con devoción al Santísimo el día de la vigilia. Allí, sentado en el suelo, se iba acercando físicamente a Él, poco a poco; era como si sus pasos siguieran el ritmo de su corazón y de su espíritu a medida que se iba fraguando ese acercamiento con Dios Padre, misericordioso.

testimonio jmj feliz el que vive y anuncia la misericordia 1

Sentí el amor del Padre en cada uno de los lazos que tendíamos a nuestros hermanos de todo el mundo, durante las charlas en las comidas, en los momentos de entretenimiento. Y es que, todos estábamos allí rodeados, abrazados, por un lazo mayor que tenía (y tiene) su origen y final en Dios. Porque por Él estábamos ahí.

Y abrimos nuestras puertas más íntimas a la misericordia de Dios. A su perdón, a su amor. Y las sonrisas brillaban en nuestros rostros, a la vez que lágrimas perlaban nuestras mejillas, de pura emoción.

testimonio jmj feliz el que vive y anuncia la misericordia 1

Sabiendo que todo aquello era el inicio de algo grande. Era Él mismo el que me decía que solo necesito confiar. Frente a una ventana que se abre al mundo me decía, estando a mi lado:

testimonio jmj feliz el que vive y anuncia la misericordia 1

“No tengas miedo de mis planes con tu hermosa vida; unos planes, unos sueños que superan tus expectativas más grandes. No tengas miedo y lánzate a Mi expectativa con tu vida.” Y es que, queda mucho por hacer. Porque las ilusiones vuelven renovadas, no queda sitio para el cansancio. Tras ser testigos del Amor, de la misericordia de Dios, queda anunciarla. Y es el momento.

Ana, estudiante de medicina, 21 años (Valladolid)

 

Testimonio JMJ: Dios si que se hace presente en nuestros días

testimonio jmj dios si que se hace presente en nuestros dias 1

Hola a todos, soy Carlos de Valdemoro, de la Familia Misionera Verbum Dei; y hoy os quiero compartir mi experiencia en la JMJ de Cracovia.

En primer lugar, tengo 18 años, y actualmente soy estudiante. Cuándo mis padres me animaron a ir a la Jornada Mundial de la Juventud, no me hizo excesiva gracia al principio. Tener que renunciar a parte de mis vacaciones con mis amigos, piscina, juegos y relajación; por ir a un país que no conocía de nada, con gente que en su mayoría solo conocía de vista. En fin, para que engañarnos, no tenía ganas de viajar. Sin embargo, un deseo de profundizar en la fe, que se fue acentuando conforme se acercaba la fecha, y ganas de viajar fuera de España, hicieron que finalmente, mi hermana y yo fuéramos a este encuentro.

testimonio jmj dios si que se hace presente en nuestros dias 1

A día de hoy sigo dando gracias a Dios de haberme regalado semejante oportunidad. Cuando uno vive en un ambiente de fraternidad, cuando estás tan feliz que no puedes parar de cantar con los que te rodean, cuando mires donde mires eres capaz de ver a otros jóvenes, que al igual que tú y yo, son personas normales y corrientes que viven sus propias vidas, pero que sin embargo son reflejo vivo de Dios. Cuando te das cuenta de todas esas cosas, eres capaz de ver como Dios si que se hace presente en nuestros días.

testimonio jmj dios si que se hace presente en nuestros dias 1

Además de todo esto, las charlas que nos ofrecía el Papa nos alentaban a anunciar todo esto con todas nuestras fuerzas. Y el ambiente de felicidad te "recargaba" las pilas para poder seguir viviendo a tope todos esos días.

testimonio jmj dios si que se hace presente en nuestros dias 1

En fin, es bastante difícil describir con palabras todo lo que uno ha vivido en la JMJ, así que, sin duda alguna, os invito a cada uno de los que todavía puedan, a ser valientes y vivir una experiencia única en Panamá.

Un saludo,

Carlos (Valdemoro)

 

Testimonio JMJ: Una experiencia inolvidable

testimonio jmj una experiencia inolvidable 1

"Surgirá un mundo nuevo levantado por la fuerza del amor"

Esta podría ser la frase que resuma mi experiencia en la JMJ Cracovia 2016. Durante estos últimos 15 días he comprobado la fuerza que puede llegar a tener el amor de Dios. Han sido dos semanas en las que se respiraba una alegría altamente contagiosa entre personas desconocidas y con procedencia muy diversa. En este tiempo me he sentido abrazado por el amor del Señor, gracias a la fraternidad y a la acogida de cada una de las personas que he ido conociendo a lo largo de los días. Todo eran sonrisas, abrazos, caras de emoción...

testimonio jmj una experiencia inolvidable 1

Se me hace muy difícil recordar algún mal gesto en las dos semanas de peregrinación. Quién no haya vivido esta experiencia difícilmente entenderá la magnitud de esta comunión entre los peregrinos. Y es lógico, pues es algo que no se da en condiciones normales, pero en este caso había algo que nos unía a todos. Cada gesto, cada mirada y cada palabra me han permitido reconocer la presencia de la Misericordia de Dios en medio de los dos millones de peregrinos que hemos inundado Cracovia.

Para mí, ha sido una experiencia inolvidable que me ha ayudado a crecer y a creer. A crecer porque he aprendido de cada joven que me he encontrado en el camino. Y a creer porque después de observar la presencia de Dios tan fuerte entre los jóvenes es imposible no creer que se puede construir un mundo mejor y más humano, un mundo nuevo levantado por la fuerza del amor.

testimonio jmj una experiencia inolvidable 1

Vuelvo a España con la mochila llena. Llena de proyectos, de ilusión, de energía... Como dijo el Papa Francisco, la JMJ empieza ahora, y siento la necesidad de transmitir a muchos jóvenes de mi país cuál ha sido mi experiencia. Al igual que yo he tenido esta suerte, quiero que ellos tengan la oportunidad de vivir algo tan grande.

Panamá 2019, allá vamos.

David, estudiante de medicina (Valencia)